Caldas y el gran cometa de 1807